Hubert de Givenchy


HUBERT DE GIVENCHY | FRANCIA

1927



  Admirador de la obra de Cristóbal Balenciaga, heredó su forma de hacer y de entender la costura, estilo que se caracteriza por la pureza de líneas y volúmenes. La Maison Givenchy abrió sus puertas en 1952 en París. Fue el primer diseñador en presentar una línea de prêt-à-porter de lujo en 1954. Verdadero amante de la pintura lo que se reflejó en muchas de sus colecciones. Sus creaciones aúnan la elegancia clásica de la alta costura con el espíritu innovador del arte de vanguardia. La famosa blusa "Bettina”, confeccionada con la tela blanca de algodón de camisa masculina, cuello abierto y mangas con bordado inglés, destilaba elegancia y belleza y constituyó el primer gran éxito. Destacar los vestidos de noche con el cuerpo suelto que podían llevarse también con falda o pantalón. Alcanzó mayor fama internacional a través de los trajes de novia los cuales son señal de identidad con esos blancos inmaculados y los vestidos de noche, donde el negro, destaca por encima del resto de tonos. Fue Givenchy quien consiguió por primera vez una maestría inigualable en el trabajo impecable del color negro con la culminación y popularización del famoso little black dress, una pieza de indumentaria que se convirtió desde entonces en indispensable en cualquier armario.


  Vistió a Audrey Hepburn y fue el elegido por Jackie Kennedy. Con diseños transgresores y un estilo muy personal dejó una huella que aún hoy marca tendencia en el mundo de la moda 



Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *