Chanel


MADEMOISELLE CHANEL

1883-1971



  Chanel encontró el lenguaje de su inmortal estilo en los armarios masculinos (punto, tweed, botones y bordados de uniformes, cardigans, etc.). Coco se apoderó de los principios básicos de la elegancia masculina: calidad, comodidad y proporciones, que presentan un cuerpo sexualmente atractivo sin necesidad de exhibirlo. Lo esencial para la diseñadora era la libertad de movimiento. Su objetivo era crear vestidos de los que las mujeres, pudieran olvidarse de ellos y concentrarse en el mundo que las rodea. No fue la mejor modista de su época pero fue la diseñadora que demostró que se puede triunfar con un estilo inspirado en la realidad y fundió lo masculino con lo femenino, lo que dio como resultado la mujer moderna. Coco tenía estilo chic (el talento de convertir poco en mucho) que unos cuantos años más tarde borró la opulencia de la Belle Époque. Chanel liberó a las mujeres del corsé intelectual y mental que las retenía a merced de los hombres. 

  Siempre se mantuvo fiel a su estilo, para ella la principal razón de la moda era estar al servicio de la mujer que la lleva, descartando las extravagancias. De su pasado conservó la camelia pero de seda blanca, destacar también sus túnicas de punto, sus blazers de franela y sus faldas rectas eran el último grito en los paseos marítimos. Sus vestidos veraniegos de tela de pañuelo y los primeros trajes de Chanel, consistentes en faldas por encima de los tobillos, chaquetas tres cuartos con cinturón y blusa combinada con el forro, regalaron a las damas de la alta sociedad una nueva sensación: la juventud. En 1926 creó el uniforme de noche de la nueva mujer, el furró de crespón de China negro, el litlle black dress, vestido que no ha dejado de estar jamás de moda y sigue reinventándose una y otra vez. Para celebrar su 40 cumpleaños, Coco lanzó su prime perfume CHANEL No5.


Chanel utilizaba la bisutería para lograr un efecto estético. Creadora también de los slings bicolores, los broches de cristal multicolores y los bolsos colgados al hombro con cadena fueron imitado en todo el mundo y durante el resto del siglo fueron sinónimo de “complementos”. 

Comentarios

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *